16 junio 2020

Suben las temperaturas, los ánimos, la barrera de restricciones, y las ganas de recuperar todas esas experiencias que dejamos a mitad un par de meses atrás. En Seat sabemos lo importante que es acertar a la primera, y como ya lo hiciste en su día al elegirnos, hoy te regalamos 10 nuevas ideas para seguir disfrutando de un acierto seguro: 7 sitios en la Comunidad Valenciana que no te puedes perder este verano.

 

Si tienes un Seat, tienes medio camino hecho

1. La Albufera

Sus puestas de sol, sus campos de arroz plagados de flora y fauna, las mejores paellas de la ciudad, barracas de ensueño, romanticismo, tradición y calidad. 

Si aún no te has perdido en este pueblo blanco, ni has recorrido sus canales dejándote conquistar por el lado más salvaje y auténtico de nuestra región, agenda un encuentro con La Albufera y El Palmar, a veinte minutos de Valencia, perfecto para una escapada express, de esas que te hacen volver a las raíces de nuestra tierra y desconectar del ruido y frenesí de la ciudad.

2. Montanejos

Podemos ser todo lo playeros que queramos, pero hay lugares que merecen una reverencia. Situado en el interior de Castellón, se halla el pueblo rural de Montanejos y sus aguas termales como de cuento. Disfruta del camino plagado de naturaleza y hazte hueco en su frondosidad para gozar de un baño en sus aguas cristalinas; la luz, el verdor y la magia de este lugar hará que no quieras regresar nunca. Deja tu Seat a buen recaudo en uno de sus parkings improvisados y mentalízate para sumergirte en un mundo aparte. 

3. Autocine Star

Tanto si eres un cinéfilo empedernido como si no, el Autocine Star en Pinedo te robará el corazón. Perfecto para esta época en la que se recomiendan los espacios abiertos y la distancia social, te hablo de una atracción al más puro estilo EEUU en los 80´s. Pide tu hot dog y refresco en el bar y acomódate en tu Seat para disfrutar de dos peliculones por el precio de una. La noche estrellada, la brisa entrando por la ventanilla y la tranquilidad de tu coche hará de esta experiencia cinematográfica algo de lo más especial. ¡Nunca un coche dio para tanto!

4.  El Garbí

¿Solo tienes una tarde para evadirte y respirar un poco de aire fresco en buena compañía? ¡La montaña de El Garbí es para ti! Prepara una buena playlist, un picnic (sin alcohol 😉) y arranca, ¡Que nos vamos! El Garbí es un monte conocido por ser el mirador alto de la costa mediterránea, si te pierde la naturaleza y las alturas, no dejes de disfrutar de un momento único desde sus 600 metros. Aunque puedes subir hasta arriba en coche, también tienes la posibilidad de aparcar tu Seat abajo y hacer un poco de ejercicio hasta la cima. Te recomendemos que estés atento a la ruta y a sus giros inesperados, la belleza de un lugar como este implica carreteras algo más complicadas.

5.  Benagéber

Toda infancia que se precie ha tenido en un momento u otro, un campamento en Benagéber, y si no, nunca es tarde para reservar un día a este municipio plagado de aventuras. Situado en el Alto Turia, su inmenso pantano y sus ríos ofrecen la posibilidad de disfrutar de sus aguas a bordo de un kayak, una barca de rafting, o “bananas hinchables” remolcados por lanchas a toda velocidad. Si eres más de pisar tierra firme, echa un ojo a sus ofertas de escalada, rappel o puenting. 

Perfecto para una escapada con niños, este spot a menos de una hora y media de Valencia, hará las delicias de los más adrenalínicos.  

6. El Salto de la novia

No te preocupes, pese al nombre, también está permitido ir a mirar, a bañarse, o a tomar el sol en plena naturaleza… El salto de la novia se trata de un parque natural situado en Navajas, su paisaje verde y rocoso es una cuna de aventuras donde poder disfrutar de una agradable mañana bajo el sol. Cuenta con una cascada espectacular de 60 metros de altura, perfecta para alegrar el feed en Instagram 😊 Llena el maletero de tu Seat de provisiones y sillas plegables y prepárate para un día estupendo con los tuyos.

7. Día de cala en Jávea: El Portitxol 

Quieras o no, Jávea es un pedazo de paraíso Alicantino al alcance de todo el que tenga su coche a punto. Apunta, esto es lo que necesitas: Una hora y media de ruta con tu SuperSeat, trajes de baño y Google Maps a mano. ¿Ya lo tienes todo? ¡Pues en marcha! Te prometemos una zona rebosante de encanto, aguas limpias y una oferta gastronómica variada y de calidad.
Para nuestro artículo, elegimos la cala El Portitxol, pero existen muchas otras que te volverán loc@: Cala Blanca, Cala de Ambolo,  Cala del Francés… 

El Portitxol es una playa de roca custodiada por una hilera de casitas de pescadores, blancas y azules, sin nada que envidiar a Santorini 😉  
Se puede acceder en coche desde la carretera del Cabo de la Nao, y cuenta con un parking que exige llegar a una hora prudente para encontrar sitio más fácilmente. Relájate en este paradero tan especial y date un capricho comiendo en La Barraca, a tan solo unos metros de la orilla. 

Si tienes un Seat, tienes medio camino hecho

Pues bien, esperamos que hayas tomado apuntes y tengas las pilas de tu Seat bien cargadas, o el depósito hasta arriba, ¡Porque este verano lo vas a llenar varias veces!